Software
libre

Cada día, nuevas empresas – incluyendo algunas de las más grandes del mundo – anuncian su decisión de desarrollar soluciones bajo licencias de código abierto. El uso de software de código abierto nos da los siguientes beneficios:

Fiabilidad

Al tratarse de herramientas en las que todas las personas pueden intervenir y mejorar, cuando se notifica de un error o amenaza todos los interesados buscan soluciones y alternativas, solucionando el problema en tiempo récord y sin coste añadido. Funciona bajo la filosofía del bien común

Auditabilidad

Al ser muchos las personas que tienen acceso al código fuente, eso lleva a un proceso de corrección de errores muy dinámico, no hace falta esperar que el proveedor del software saque una nueva versión.

Costo

Las licencias de software libre existentes permiten la instalación del software tantas veces y en tantas máquinas como el usuario desee.

Flexibilidad y Libertad

Al usar formatos estándar permiten una interoperatividad más alta entre sistemas, evitando incompatibilidades. Los estándares de facto son válidos en ocasiones para lograr una alta interoperatividad si se omite el hecho que estos exigen el pago de royalties a terceros y por razones de mercado expuestas en el anterior punto no interesa que se perpetúen mucho tiempo.

Los formatos estándares afectan a todos los niveles. Un ejemplo lo estamos viendo en los documentos emitidos por las administraciones publicas en distintos formatos y versiones, que producen retrasos y dificultades en el acceso adecuado a la información para las mismas administraciones y para sus usuarios. Algunas administraciones ya están dando el paso a formatos abiertos como ODF (Open Document Format).

Soporte y Control

Este punto, más que una ventaja del software libre es una desventaja del software propietario, por lo que la elección de software libre evita este problema. Al vendedor, una vez ha alcanzado el máximo de ventas que puede realizar de un producto, no le interesa que sus clientes continúen con el. La opción es sacar un nuevo producto, producir software que emplee nuevas tecnologías solo para éste y no dar soporte para la resolución de fallos al anterior, tratando de hacerlo obsoleto por todos los medios, pese a que este pudiera cubrir perfectamente las necesidades de muchos de sus usuarios.

Veánse diferentes versiones de software que dejan de ser soportadas por sus fabricantes o software de grabación que no admite nuevos modelos de grabadoras ópticas sin una actualización, aún cuando la grabadora nueva emplee el mismo mecanismo de grabación que la antigua.

 Nuestro equipo de desarrollo es experto en tecnologías de código abierto. Estas son algunas de las tecnologías que utilizamos para desarrollar software a medida.

¿Listo para que iniciemos un nuevo proyecto juntos?

Enter your keyword